Leasing operativo, una alternativa para la transformación digital

0
198

En el mundo empresarial, el leasing operativo es una práctica que últimamente está siendo muy utilizada debido al salto tecnológico que nos trajo la pandemia. Esta herramienta financiera ayuda a las empresas conseguir bienes tangibles que necesita todo negocio.

El leasing operativo, también conocido como renting, se basa en un contrato donde arrendas un inmueble o producto por cierto tiempo mediante el pago de una serie de cuotas fijas impuestas por el arrendador durante un periodo determinado.

¿Por qué se diferencia del alquiler?

Esta herramienta financiera se diferencia del alquiler común y corriente debido a que la empresa encargada de alquilarte el producto es la que asume los costos de mantenimiento y reparación del inmueble. Este punto favorece ampliamente a tu empresa, ya que es una preocupación menos en caso de que se averíe.

El leasing de laptops es un ejemplo que se puede ver en el Perú. Sus beneficios son notables: trabajas siempre con equipos de estreno y última generación; cuentas con contratos flexibles para que escojas el tiempo de alquiler; recibes asesoría para obtener la laptop que realmente necesitas y los equipos están protegidos con garantía de la marca.

- Advertisement -

Cabe resaltar que cualquier sector en particular puede beneficiarse de una herramienta financiera de este tipo que supone multitud de ventajas ya sea para una empresa grande, una pyme o una persona.

Por otro lado, para comprender mejor el leasing operativo se debe entender que se efectúa de forma directa por parte de las empresas fabricantes y distribuidoras, mientras que para el leasing financiero lo realiza un intermediario que fácilmente puede ser una sociedad leasing, un banco o una compañía de financiamiento. Este intermediario adquiere un activo productivo elegido por su cliente y se lo entrega para que lo utilice a cambio de una tasa.

¿Por qué optar por el leasing y no por inversión en activos tecnológicos?

Las empresas o compañías que invierten por debajo del promedio en infraestructura tecnológica adoptan una visión utilitaria. Consideran que se trata de un gasto necesario porque desean asegurarse de que esas inversiones reducen los costes. Por ello, estas empresas obtienen unas mayores rentabilidades en los dos primeros años después de realizar sus inversiones, pero a la larga terminan generando pérdidas. Por eso, en ocasiones, es mejor optar por el leasing.

Una buena inversión en activos tecnológicos se debe incluir la gestión de los activos IT o ITAM (IT Asset Management), pero puede ser muy costosa. Los activos tecnológicos tienen ser una prioridad en cualquier empresa dada su dependencia de los sistemas informáticos y la tecnología para el funcionamiento de sus procesos de negocio.

En conclusión, recomendamos el leasing operativo como una excelente solución para aquellas empresas o persona que necesiten utilizar algún producto en específico y no tengan la capacidad económica para adquirirlo o disfrutarlo como de su propiedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.