El perfil del comprador de retail tras el retorno a la presencialidad

0
164

Las crecientes expectativas de los clientes y la competencia cada vez más fuerte han impulsado en los últimos años cambios importantes en el sector retail. Si antes el proceso de compra se limitaba a acudir a una tienda física, ahora eso no ocurre, haciendo imprescindible que los comercios tengan presencia online.

Para entender al nuevo consumidor también hay que tener en cuenta, además, que la emergencia sanitaria fue un importante catalizador que aceleró el cambio hacia lo digital.

¿Cómo es el nuevo perfil?

Después del período intenso de actividades en forma virtual, al retornar a las tiendas físicas, el consumidor ha cambiado. Se acostumbró a las facilidades de la experiencia en línea y espera transitar fácilmente entre lo físico y lo digital.

El cliente ahora busca información previa sobre los productos para tomar una mejor decisión de compra, demanda una mejor atención personalizada a través del soporte y también espera un proceso de pago más fluido.

- Advertisement -

Frente a este nuevo cliente, los minoristas se han visto obligados a comprender mejor las expectativas de sus consumidores y a crear nuevas experiencias de compra.

Todo el proceso de cambio del consumidor ha ejercido una enorme presión en la modernización de las empresas, acelerando el surgimiento de estrategias de venta que buscan desdibujar los límites entre el entorno físico y el digital.

En el nuevo escenario la principal necesidad de los proveedores es incorporar soluciones que soporten las demandas del cliente actual: autoservicio, interacciones sin contacto, pruebas de productos, realidad aumentada, inmersión, etc. Por eso, estas experiencias están siendo incluidas cada vez más en las estrategias de transformación digital.

Desafíos para el retail

Bajo la nueva perspectiva del consumidor, el objetivo del retail es crear propuestas donde las experiencias físicas y digitales interactúen entre sí, generando complementariedad, creando un ecosistema de compras y buscando personalizar la relación con los consumidores.

Sin embargo, para que la aproximación de los mundos físico y digital sea posible, es necesario hacer uso de las mejores tecnologías disponibles, construyendo un ecosistema de soluciones y gestión de datos de diferentes fuentes.

Es importante que todos estos sistemas involucrados estén perfectamente integrados, facilitando la comprensión del cliente de una manera única y transparente. Por eso, la integración de aplicaciones y sistemas digitales legados, de terceros y nuevos, es fundamental para las ambiciones de construcción de este nuevo comercio minorista.

Tradicionalmente, las integraciones se han implementado de manera directa y específica entre las aplicaciones que se debían conectar. Pero este sistema de punto a punto no resulta viable para los nuevos y acelerados desafíos comerciales, porque son costosos en desarrollo y mantenimiento.

Por lo tanto, se necesita un nuevo enfoque, que permita integraciones rápidas y robustas, que otorguen facilidad y agilidad para lanzar nuevos servicios y productos digitales. La plataforma Digibee entrega las funcionalidades necesarias para asegurar una arquitectura moderna de integración de datos de manera sencilla.

En el competitivo entorno comercial actual, los minoristas más exitosos serán aquellos que se adapten mejor y más rápido a las demandas de la transformación digital. Así como también, los que creen mejores experiencias de compra para sus clientes aprovechando estrategias y tecnologías para combinar el comercio minorista físico y digital, ayudando a desdibujar los límites entre estos dos mundos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.